martes, 15 de septiembre de 2009

Bilis negra.


El término bilis negra nos remite a uno de los trastornos psiquiátricos más antiguos de los que se tiene constancia, inicialmente denominada melancolía. Fue en el año 1725 que se rebautizó el término para pasar a denominarse depresión, enfermedad que en cuadros de virulencia extrema puede derivar hacia trastornos esquizoides.

El protagonista del libro, Max inicia un viaje hacia Shimts, un pueblo al norte de Escocia para encontrar respuestas sobre el aparente suicidio de su madre. El coprotagonista Simón también busca en este pueblo misterioso, los motivos por los que su hermana terminó suicidándose.Los dos hombres, comienzan una estrecha relación con el único fin de desenmascarar a Drake, un excéntrico y perturbado psiquiatra, que utiliza el ocultismo para conseguir sus propósitos.

La novela esta narrada con una técnica semejante a la empleada en “los renglones torcidos de Dios”, solo que en este caso en vez de con una detective nos encontramos con alguien obsesionado con la figura del satanista Alistar Crowley, y nos muestra igualmente la fina línea que existe entre realidad y locura.

La novela tiene sus altibajos, pero se lee con facilidad y nos permite conocer algunos de los puntos de la doctrina thelemita de Alister Crowley.

No hay comentarios:

Google+ Followers

Seguidores